Sopa de almendras

barra de pan en trozos, ingrediente de la sopa de almendras

Como os comenté en un post anterior, este año quería incorporar la sopa de almendras a nuestra tradición navideña -la del señor x y la mía-.

En un principio habíamos planeado tomarla el día de Nochebuena a mediodía, pero cuando esa mañana nos pusimos a recopilar los ingredientes y releer la receta vimos que había olvidado que la sopa debe pasar una noche en el frigorífico. Así que la descartamos para ese día y decidimos dejarla para la noche del 1 de enero.

En Internet se pueden encontrar infinidad de recetas, hay incluso alguna que en vez de en formato sopa viene en formato bizcocho. Entre todas las recetas al final nos decidimos por la del Comidista que está diseñada para 4 personas y es muy sencilla. Os dejo aquí el enlace por si os apañáis mejor con sus explicaciones.

Receta para la sopa de almendras

Ingredientes según El Comidista:

  • 200 g de pasta de almendras
  • 1 litro de leche fresca entera
  • Pan duro
  • 4 cucharaditas de piñones
  • Canela en polvo
vaso de leche, ingrediente sopa de almendras

Ingredientes que empleamos en realidad:

  • 236 g de pasta de almendras, porque cuando vas a la pastelería pides 200 g, te cortan un trozo, lo ponen en la báscula y dicen que 236 g, tu respondes que muy bien. Y ya en casa echas todo al cazo aunque la receta indique una cantidad inferior.
  • 1 litro de leche entera
  • Pan duro, más o menos un cuarto de barra.
  • 40 g de piñones. ¿Por qué esta cantidad? porque había mirado varias recetas y por despiste escogí la cantidad de otra receta.
  • Canela en polvo. Cantidad generosa que en esta casa somos muy fan de la canela.

Preparar la sopa de almendras

  • Cortar en trozos el pan duro. El señor x lo puso directamente en el tupper de cristal donde se íba a guardar en la nevera.
  • Añadir piñones.
  • Verter el litro de leche en un cazo, calentar hasta que salga espumilla pero sin que hierva y retirar del fuego.
  • Añadir la pasta de almendras cortada en trozos. Remover con una cuchara de madera. Si los trozos son finos y se incorporan poco a poco no cuesta mucho disolverlos. Se puede volver a poner al fuego para facilitar la operación pero la leche nunca debe llegar a hervir.
  • Verter en el recipiente con el pan y los piñones. Espolvorear con canela y remover. Una vez se haya enfriado guardar en la nevera.
canela, ingrediente de la sopa de almendras

Notas:

  • Al señor x, que es el experto en esta materia, le gustó mucho pero hubiera utilizado menos leche.
  • A una servidora que nunca había probado la sopa de almendras y que es poca amiga de la leche también le gustó mucho.

Definitivamente la tradición de la sopa de almendras queda instaurada en esta casa. Y vosotras ¿habéis incorporado alguna tradición nueva estas Navidades?

¡Felices Reyes! Espero que os traigan muchos regalos.

Fotos: rawpixel (foto portada), Rodolfo Marques (foto 1), Kim Gorga (foto 2) y Annie Spratt (foto 3) todas de Unsplash

¡Gracias por compartir!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.