Las zonas azules y su secreto para la longevidad

 

flor y Budha

 

Hace tiempo leí El secreto de las zonas azules de Dan Buettner. Este libro identifica cinco zonas azules alrededor del mundo: la isla griega Icaria, la ciudad californiana Loma Linda, la península de Nicoya en Costa Rica, la isla japonesa Okinawa y la región de Cerdeña en Italia. Pero ¿qué son las zonas azules? Pues son las áreas geográficas donde viven las personas más sanas y longevas del mundo.

Los estilos de vida de estas localidades comparten 9 particularidades: movimiento natural, aminorar la marcha, tener un propósito en la vida, el vino, una dieta basada en verduras y frutas, la regla del 80%, la familia, la comunidad y la tribu adecuada.

Los nueve pilares de las zonas azules

Actividad

  • Moverse de forma natural. Las personas más longevas del mundo no hacen “ejercicio”. Moverse es parte natural de su día a día. Por ejemplo, cuando van al colegio, al trabajo, a hacer la compra, o a ver a sus amistades, casi siempre van andando. En casa no cuentan con un sinfín de electrodomésticos que les haga la vida más fácil a la vez que más sedentaria, además muchas de ellas practican la jardinería o se hacen su propio pan, amasa que te amasa.

 

bulbos

 

Perspectiva

  • Aminorar la marcha. Las personas que viven en las zonas azules también sufren estrés, pero cuentan con rituales diarios que les ayudan a disminuirlo y a combatir la inflamación asociada a este. Estos rituales van desde la oración, a venerar a sus ancestros, o a echarse la siesta.
  • Propósito. En las zonas azules las personas tienen un propósito. Según un estudio del National Institute on Aging, las personas con un propósito en la vida viven de media 7 años más que las que no lo tienen. El propósito puede ser algo tan sencillo como ver crecer a tus nietas y nietos, o seguir disfrutando de la vida y de tu familia.

Dieta

  • Un vinito a las cinco. Salvo por los adventistas de Loma Linda en California que no beben alcohol, en el resto de regiones se consume una cantidad moderada de este. Lo más común son dos vasos de vino al día, pero hay lugares en que beben hasta cuatro vasos. A mi padre que le operaron de corazón hace unos años, su médico le recomendó un vasito de vino al día.
  • Dieta rica en verduras y frutas. La dieta del 95% de las personas con más de 100 años que viven en las zonas azules se basa principalmente en la fruta y en las verduras, además de incluir muchas legumbres. Estas son baratas, contienen mucha fibra y proteínas, además de ser muy nutritivas. Asimismo, las personas mayores de 100 años consumen muchos carbohidratos, pero estos proceden de cereales integrales o de pan de masa fermentada y no de pan con levadura.
  • La regla del 80%. Las personas más longevas cuentan con estrategias para evitar comer más de la cuenta. Los estudios señalan que rezar una oración antes de cada comida, no comer delante del televisor, masticar despacio, o comer con la familia ayuda a ingerir menos comida. En las cinco zonas, el desayuno es copioso, el almuerzo moderado y la cena minúscula.

 

plato de fruta y verduras como en las zonas azules

 

Relaciones

  • Los seres queridos lo primero. Las centenarias y centenarios dedican mucho tiempo y esfuerzo a tener una buena relación con sus cónyuges y prole. Es muy frecuente que vivan cerca de sus hijas e hijos y que se les considere una fuente de sabiduría.
  • Pertenencia. Las personas de las zonas azules suelen ser miembros de alguna comunidad espiritual o religiosa. Según Buettner, las personas que de forma regular asisten a las celebraciones religiosas o espirituales viven entre 4 y 14 años más que las que no.
  • La tribu adecuada. Los hábitos saludables son contagiosos. Los perjudiciales como alimentarse mal, fumar, beber en exceso, la soledad o la infelicidad, también lo son. Las personas más longevas del mundo se rodean de personas que sustentan sus hábitos saludables.

Si quieres ver cómo pone en práctica cada región estos conceptos, te recomiendo que leas El secreto de las zonas azules, lo puedes encontrar en: La Casa del Libro, la librería  y Amazon.

Fotos:   Thomas William en Unsplash (foto portada), Sarah Ball en Unsplash (foto 1), Cathal Mac an Bheatha en Unsplash (foto2) y Brooke Lark en Unsplash (foto 3).

 

¡Gracias por compartir!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.