Objetos – El camino a la simplicidad

La cantidad de objetos que pueden andar por nuestras casas sin utilidad alguna es enorme. Ahora que nos vemos obligadas a pasar tanto tiempo en casa es un buen momento para aligerar nuestras pertenencias.

Elaine St. James recomienda revisar cada uno de los cajones y armarios de casa y deshacernos de todo aquello que no hayamos utilizado en el último año y que no tiene ningún valor sentimental para nosotras. Asegura la autora que habrá cosas de las que no estemos dispuestas a librarnos en un principio, pero que el sentimiento de liberación que produce este ejercicio nos animará posteriormente a ello, cuando hagamos una segunda vuelta. Honestamente he de confesar que yo no sé si seré capaz de dar una segunda vuelta cuando ya la primera me parece un triunfo.

En Internet se pueden encontrar un sinfín de técnicas para acometer este tipo de limpieza, Marie Kondo sugiere que nos libremos de todo aquello que no nos aporte alegría. Un amigo de St. James aconseja meter en cajas todo aquello que no necesitemos pero que por la razón que sea no estemos dispuestas a tirar, etiquetar la caja con fecha a dos o tres años vista (es decir, que si hacemos el ejercicio este año pongamos en la caja 2022 o 2023), guardar la caja en un sitio que no nos moleste y cuando llegue la fecha escrita en la caja tirarla sin más, sin ver lo que hay dentro, como desconocemos su contenido no lo echaremos de menos.

No sé yo, no sé yo.

Mi experiencia

Esta ha sido mi experiencia con este ejercicio. Lo primero es que como estamos en cuarentena y no puedo/quiero coger el coche para ir al Punto Verde hay montones de distinta índole -objetos/ropa/cosas para vender por Internet- por toda la casa. Segundo, como la idea de tener que revisar cada rincón de la casa me provocaba una sensación que se podría calificar de pavor, decidí concentrarme en hacer pequeñas tareas tipo: la estantería de la entrada, el cajón superior de la mesilla del dormitorio, el inferior, etc. Así hasta acabar con toda la casa.

El primer día me enfrenté a una estantería que hace las veces de trastero. En ella pude encontrar objetos de toda índole como una pelota de baloncesto, la caja de herramientas, un par de colchonetas hinchables todavía por estrenar o una aspiradora de mano que aspirar, aspiraba poco. El segundo día me resultó imposible dedicarle tiempo alguno, fui posponiendo la limpieza hasta que a las 23:31 reconocí que aquel día no haría nada. El tercer día tampoco moví dedo. Al cuarto día por fin acabe la tarea.

El próximo día me lío con el cuarto de baño. ¿Qué os parece? ¿Os animáis? Si queréis ideas concretas sobre qué eliminar de cada estancia de casa os dejo este otro post.

Fotos: Amira Aboalnaga (foto portada), Ella Jardim (foto 1), Minh Pham (foto 2) y Dane Deaner (foto 3) todas en Unsplash.

¡Gracias por compartir!



WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

logo Calle Luna

Apúntate a la newsletter y no te pierdas lo que pasa en Calle Luna.

Gracias por apuntarte al Club Calle Luna

Algo no ha ido bien. Por favor inténtalo de nuevo.

will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.