Laura Lynne Jackson

cielo estrellado bajo palmeras

Esta semana os quería presentar a la vidente y médium norteamericana Laura Lynne Jackson. No sé si os pasa como a mí, pero cuando oigo historias de este tipo por un lado quiero creérmelas, pero por otro mi mente racional se resiste. Creáis o no, espero que su historia os resulte interesante.

Cómo descubrió su don

Desde pequeña Laura Lynne Jackson veía a la gente en colores y sentía lo que otras personas sentían, pero pensaba que era normal, que todo el mundo percibía la realidad igual que ella. Sin embargo, a los 11 años se dio cuenta que le ocurría algo.

Un caluroso día de agosto, su madre salió al jardín para decir que iba a ver al abuelo. Laura sintió un miedo horrible, sabía que tenía que ir a verlo, no entendía los motivos pero sabía que tenía que hacerlo. Así que se fue con su su madre. Aquel día lo pasó con su abuelo, con el que tenía una relación muy especial, estuvieron hablando de sus cosas y riendo. Esa fue la última vez que lo vio con vida, a los tres días le diagnosticaron leucemia y a las tres semanas murió.

La experiencia la traumatizó y le dije a su madre que creía que le pasaba algo malo porque sabía que el abuelo iba a morir, que por eso había ido ese día a verlo. Su madre le animó a seguir por ese camino y a realizar el trabajo que realiza hoy día. Le dijo también que no le ocurría nada malo, que tenía una habilidad, un don y que no era la primera persona de la familia en tenerlo.

Laura Lynne Jackson confiesa que parte de su camino consistió en ir a un psiquiatra y confesar que oía voces. El médico se interesó por lo que le decían esas voces y le aseguró que el mundo era mucho más mágico y especial de lo que nadie pudiera imaginar, que continuase con su trabajo, que no necesitaba ser medicada. La médium se sintió muy aliviada.

búho volando

Cómo desarrolló su don

Llegar a entender las habilidades que poseía y su funcionamiento fue todo un proceso. No sabía qué hacer con su don. Cuando tenía veinte años lo utilizaba para impresionar al personal por la noche de copas, decía cosas como sé que tu padre ha cruzado al otro lado, o cosas similares. Pero no honraba su don.

Hasta que no empezó a honrarlo y respetarlo no empezó a entender cómo recibía la información. Fue entonces cuando le dijo a sus guías espirituales que para trabajar debían organizarse. Debía entender los mensajes con total claridad ya que su don conllevaba una gran responsabilidad. Así que acordó con sus guías que usaría una especie de pantalla negra interna. Toda su información como vidente se plasmaría en la parte izquierda de la pantalla, mientras que la información como médium se reflejaría en la derecha.

Según Laura Lynne Jackson toda persona nace siendo vidente y médium. Pero debemos practicar y comprometernos a aprender esta habilidad, es como cuando aprendes a tocar un instrumento, cuanto más practicas mejor se te da.

números

El objetivo de la humanidad según Laura Lynne Jackson

Las personas estamos en este mundo para amar. Debemos aprovechar cualquier oportunidad que se nos presente para amar, ser amables o pensar más allá de nuestros problemas y necesidades. También estamos aquí para recibir amor, debemos permitir que se nos quiera.

Muchas personas cometen el error de pensar que su vida es un proceso solitario. Cuando pensamos en el sentido que tiene nuestra vida, solemos evaluar nuestros éxitos y fracasos. Sin embargo, no nos damos cuenta que nuestra vida no solo trata de nuestra vida. La misión de nuestra alma en este mundo no solo tiene que ver con nuestro camino, también está relacionada con la interconexión con otras personas, con cómo las afectamos. Todo acto y pensamiento es importante ya que contribuye a la energía colectiva del mundo. Una vez nos damos cuenta de esto, el mundo se vuelve un lugar mágico.

El otro lado es realmente nuestro hogar. La experiencia en este mundo es la de unos seres espirituales embutidos en un cuerpo material como si fueran salchichas. El otro lado es pura belleza porque todo está interconectado y lo percibimos. Cuando cruzamos al otro lado y nos despojamos de nuestros cuerpos somos consciencia, nuestra personalidad sigue intacta pero podemos conectar con la consciencia del resto de personas. Somos como las hojas de un mismo árbol.

Según Laura Lynne Jackson contamos con un equipo espiritual, este está formado por guías, personas a las que no conocimos en nuestra vida. Nuestros seres queridos del otro lado también forman parte de nuestro equipo y nos ayudan. Pero sobretodo quieren que sepamos que siguen vivos, no quieren que estemos tristes. La mejor forma de mostrar nuestro amor por ellos y ellas es llevar una vida plena y ser personas generosas.

mesa con móvil, café y periódico

Cómo conectar con las personas que ya han cruzado al otro lado

Laura Lynne Jackson cree que no necesitamos una médium para contactar con el otro lado. Nuestros seres queridos siguen muy presentes en nuestro mundo y vida aunque seamos incapaces de percibir su presencia.

Muchas personas que han sufrido una pérdida están acostumbradas a dirigir su amor hacia una persona física. Cuando ocurre la transición es como si les cortasen un brazo y ya no saben hacia dónde dirigir su amor. Debemos reconocer que esa relación sigue existiendo. Pero ahora esa persona está en otro lugar y tenemos que establecer otro lenguaje para hablar con ella. Pocas personas intentan crear un lenguaje para comunicarse con el otro mundo. No obstante, eso no impide que el otro lado intente comunicarse.

Si no establecemos señales o símbolos para comunicarnos, ellos y ellas nos los mandarán. Laura Lynne Jackson cree que cuando nos convertimos en luz, en energía, resulta muy fácil manipular objetos metálicos. Uno de sus objetos favoritos son las monedas. Los móviles son otra de sus debilidades porque les gustan los aparatos electrónicos. Cuando nos lleguen mensajes en blanco debemos intentar recordar en qué pensábamos segundos antes. También puede que nos suene el teléfono pero no haya nadie al otro lado, devolvemos la llamada pero sale un mensaje diciendo que ese número no está operativo.

ciervo

Estas son algunas de las formas con las que intentan comunicarse, solo desean hacernos saber que todavía andan por aquí. Otro método de comunicación son los animales. Normalmente eligen aquellos que utilizan campos electromagnéticos para guiarse ya que resulta más fácil ponerlos en nuestro camino – los pájaros, las mariposas e incluso los ciervos. Laura Lynne Jackson sugiere que escribamos una lista con los animales que queremos utilizar para comunicarnos. La médium eligió tres, entre ellos el armadillo. Un día haciendo cola en un bufé le pidió a sus seres queridos del otro lado que enviaran una señal si había hecho bien en ser médium y vidente. Al instante dos hombres que había detrás de ella empezaron a hablar de armadillos.

También podemos elegir una canción o una frase. A veces se comunican con números repetitivos, por ejemplo 555 o 1111. Si un número se repite mucho en nuestra vida pueden ser nuestros seres queridos comunicándose. Igualmente debemos pensar en qué se les daba bien en esta vida y pedir que nos ayuden. Es necesario solicitar su ayuda porque parece que hay algún tipo de norma por la que no nos pueden ayudar si no lo pedimos.

Debemos establecer la forma en que queremos comunicarnos y reconocer las señales cuando aparezcan. La mayoría dejamos que nuestra mente analítica gane la batalla y desechamos las señales.

Podéis encontrar el libro La luz entre nosotros de Laura Lynne Jackson aquí.

Para escuchar el podcast entero (en inglés) ir a Goop.

Fotos: Dave Rivera (foto portada), Shifaaz shamoon (foto 1), Richard Lee (foto 2), Kai Gradert (foto 3), Tyler Nix (foto 4) y Benjamin Raffetseder (foto 5) todas en Unsplash.

¡Gracias por compartir!



logo Calle Luna

Apúntate a la newsletter y no te pierdas lo que pasa en Calle Luna.

Gracias por apuntarte al Club Calle Luna

Algo no ha ido bien. Por favor inténtalo de nuevo.

will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.