Calle Luna

 

La primera vez que escuché el término ecochic me sentí reconfortada, por fin alguien había tenido la brillante idea de casar dos estilos de vida que me parecían incompatibles. Cómo aunar la necesidad de vivir la vida más despacio, estar más presente, respetar la naturaleza con la realidad de que me pirro por una buena comida, un viaje alucinante, una casa de revista y un fondo de armario que haría las delicias de Carrie Bradshaw. Y voilà, llegó el ecochic y mis problemas quedaron resueltos.

Calle Luna apuesta por una vida extraordinaria, llena de aventura y romanticismo. Una vida sin prisas en la que se aprecian las cosas hechas con amor y se disfruta de los pequeños placeres.

Os dejo un pequeño cuestionario para que me conozcáis un poquito mejor:

 

¿TÉ O CAFÉ?

Té, el café me da resaca, aunque a veces no me puedo resistir a un café bombón.

COLECCIONO

Hace poco empecé a coleccionar revistas de moda extranjeras, es mi souvenir cuando voy de viaje.

CIUDAD FAVORITA

Nueva York o París, no sabría decidirme, también Madrid que aunque era una ciudad que odiaba desde hace unos años mantengo un idilio con ella.

ESTACIÓN FAVORITA

Primavera

FLOR FAVORITA

Peonía

PLACER INCONFESABLE

Un Bony o una Pantera Rosa

ZAPATO PLANO O TACÓN

Zapato plano

MEJOR CANCIÓN DE LOS BEATLES

Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band

¿SUPERPODER QUE TE GUSTARÍA TENER?

La telequinesia, aunque no sé si lo utilizaría para el bien o para el mal, hay gente que pide un sopapo telequinésico a gritos.