Convierte tu baño en un oasis de tranquilidad

 

Baño

 

Hace año y medio, el señor X y yo, hicimos reforma en casa pero el presupuesto no llegó para el baño. Así que me quedé con las ganas de tener uno de esos, tipo spa, que con solo entrar el estrés empieza a desvanecerse de la quietud que transmiten. Para no faltar a la verdad confesaré que el baño lo remodelamos hace unos 8 o 9 años. Lo único que puedo decir de aquella obra es: ¿en qué estaba pensando? No sé si porque el baño original era muy oscuro, o porque pasaba por una etapa colorista, el caso es que el color predominante de este cuarto es el amarillo.  Al entrar, más que tranquilidad lo que te da es un subidón. Además cometí el error de elegir azulejos amarillos para el suelo y cada pelo de mi oscura cabellera que se deja caer por allí, se hace notar y mucho. Sufrido, lo que se dice sufrido, no es el color amarillo.

Para aquellas que os pase como a mi y deseéis otro tipo de baño pero hacer reforma no entre dentro de vuestros planes, os dejo unos consejos para que este y su disfrute sea más agradable.

 

Baño

Cómo transformar el baño

1. Organiza el baño. No permitas que el caos se adueñe de tu baño y encuentra un lugar para cada cosa. No importa lo bonito que sea tu baño, si está desordenado no será un espacio relajante.  Utiliza colores como el blanco, gris, lila, rosa palo o turquesa.

2. Cuelga uno o varios cuadros. Quien dice cuadros dice un recorte de una revista, algo impreso del ordenador, algo que no te importe se estropee con el vaho de la ducha.

3. Cambia de envases. La mayoría de los envases de champú, acondicionador, gel y demás productos de baño vienen en envases bastante feos, cámbialos por unos más bonitos.

 

Baño

 

4. Las toallas y el papel higiénico. Copia a los hoteles de lujo y guarda las toallas de repuesto y el papel higiénico en cestas. Subirá el nivel de estos básicos del baño.

5. Añade un mueble. El mobiliario de esta estancia es bastante genérico así que si incorporas un mueble le dará un toque especial. Por supuesto, esto depende del espacio que tengas, pero incluso una estantería o un pequeño taburete puede quedar muy bien. Prueba con lo que tengas por casa a ver cómo queda.

6. Cambia el cabezal de ducha. No me refiero ni siquiera a esos que tienen un cabezal con distintas posiciones, pero por lo menos que el agua salga con la suficiente presión para enjuagarte el pelo a gusto. Yo estuve durante años con uno cuya presión era ni fu ni fa y cuando por fin  cambié a uno con mayor potencia fue todo un lujo.

7. Pon un poco de verde en tu baño. Una planta en el baño le dará vida a esta estancia y aportará serenidad.

 

Baño

 

Cómo transformar la experiencia en el baño

1. Toallas, albornoces alfombrillas. Estos tres elementos deben ser agradables al tacto. ¿Quién de nosotras quiere envolverse en un albornoz que rasca? Si además en invierno calientas el albornoz sobre el radiador, lo tuyo es de nota.

2. Aceites. Quema tu aceite favorito mientras te arreglas en el baño. Los aceites de lavanda y jazmín son los más relajantes.

3. Música. Spotify es tu amiga o eso creo yo. Una de las ventajas del móvil es que ahora puedes escuchar música allá donde vayas, así que encuentra tu playlist favorita y relájate al son de las canciones que más te gustan.

 

Baño

 

Fotos: Desire to Inspire (portada y foto 1), Camille Styles (foto 2 y 5), Almost Makes Perfect (foto 3) y Country Living (foto 4).

 

¡Gracias por compartir!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.